viernes, 16 de diciembre de 2016

Diario de Jekyll (2): comida de Navidad

Miércoles 7 de diciembre de 2016

12:20h

Luces de árbol de navidad
Office CHRISTmas Tree, de Daniel Go
Me llama mi jefa. Ha pensado que el lunes que viene podríamos comer, con Sandra y Patricia. Es decir, las cuatro del departamento, sin contar al super jefe y a Violeta. Qué raro. En nueve años nunca hemos tenido comida, ni cena de Navidad. Cada edificio o departamento (depende de dónde estemos ubicados) celebra su fiesta particular y siempre a cargo de los empleados. En mi primera Navidad mi jefa organizó unos pinchos para los del edificio, como hacía siempre. En la segunda, ella no pudo y nos encargamos Inés miradas indiscretas y yo. En la tercera pensamos que deberían tomarnos el relevo. Nadie lo hizo. Así que es algo de lo que me he librado todo este tiempo, porque esa tercera Navidad coincidió con la llegada de gente nueva y el enrarecimiento del ambiente.

13:50h

Sandra vuelve de su paseo. Creo que sale a hablar con su amante, o con alguien especial. Alguien al que mantiene oculto de las miradas controladoras de su marido. Tiene una llamada perdida de nuestra jefa, pero en vez de devolvérsela, hace una llamada personal.

Ahora, ahora la llama y creo que le está anunciando lo de la comida.

14:04h

Sandra y yo comentamos lo extraño que es esto. Las dos pensamos que puede que nos quiera anunciar algo. Aunque ella opina que un restaurante no es el lugar más apropiado. Estamos con la mosca detrás de la oreja. Al menos eso significa una cosa: que no me va a echar la bronca en la reunión que tenemos esta tarde. No he conseguido los objetivos fijados para cada año. Es imposible si me ponen a hacer otras tareas, pero a los jefes casi nunca les importa eso.

16:50h

No hubo bronca. Tenía mi respuesta preparada, pero con los jefes da igual. Ganan siempre tengan razón o no, así que mejor no tener que darla. Le conté el problema que tuve con las de la Empresa B. Fuera de contexto, suena fatal llamarle así… Me dijo que lo hablaría con la jefa del departamento. No con la de la bronca, sino con la pasota, la que es el origen del problema. Lo que me extrañó es que estuviera Diana, una de las mejores amigas de mi jefa. Trabaja en un departamento que depende del nuestro, pero mi jefa siempre ha tenido bastante secretismo con nuestras listas. Los borradores siempre han sido top secret entre ella, el super jefe y yo.


Lunes 12 de enero de 2016

12:17h

El tema de la comida de Navidad se complica por momentos. Mi jefa le ha dicho a Sandra que nos vamos a juntar con el departamento de Diana, que también iban a comer hoy. ¿Para hacer equipo? Sandra, poniéndose en plan egocéntrico, dice que es porque nuestra jefa se siente incómoda con nosotras, aunque en realidad quiere decir con ella. No tiene sentido, si se sintiera incómoda, ¿por qué convocar esto después de tantos años si hacerlo? A mí no me apetece mucho. Me cuesta tolerar a Patricia, pero a Carlota ni te cuento. Y desde que la han ascendido y no es secretaria, más. ¿Qué le pasa a la gente con sus egos?

15:30h

Mi jefa deja el puesto.

No sé si voy a desmayarme, a escurrirme de la silla o a volatilizarme… no, volatilizarme imposible con lo que estoy comiendo en diciembre. Por eso la comida, por eso al final juntaron a los dos equipos. Porque mi nueva jefa va a ser Diana. Ahora todo encaja. Todo encaja.

AAAAAAAAAH...
Seis caras de mujer gritando, imagen de caleidoscopio
Six Screaming Kaleidoscopes, de Stuart Rankin


18:30h


Estuve reunida con mi jefa casi media hora. Hacía mucho tiempo que no hablábamos con tanta tranquilidad, contándome sus preocupaciones, yo las mías a ella. Diana es maja, me cae bien, pero ¿y si no congeniamos? Me gusta que sea organizada, es experta en operaciones. Y me gusta que lleve los labios pintados de rojo, como yo. Aunque esto sea una superficialidad que no indica nada. Pensamos que los cambios son buenos, que pueden despertarnos de un letargo, pero me dan miedo. 

6 comentarios:

  1. Es lógico dejarse llevar por la incertidumbre de un cambio inminente, pero tampoco hay que hacer saltar todas las alarmas. La gran mayoría de veces un cambio no es más que un cambio. Ni bueno, ni malo. Aunque requerirá un tiempo de adaptación, eso por supuesto. Pero que la valoración sea positiva o negativa casi siempre tiene la culpa nuestra capacidad de ver esa circunstancia con buenos o malos ojos. Bueno, esa es mi modesta opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi lado racional te da toda la razón :) El irracional... ese ya va por libre :D

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pues a pesar de tu lado irracional no tiene por qué ser malo. Parece que tus primeras impresiones con Diana no son desastrosas. Y claro que tendrá sus defectos pero cruza los dedos y espera que no sean apocalípticos. Esos labios rojos ya son una especie de bandera común. O de afinidad. Y ahora me quedo pensando en lo que hace Sandra en sus paseos. Ese hilo de la historia que queda así, de lo más interesante. Con su narrativa a lo serie de televisión para que no puedas abandonar mucho tiempo la pantalla. Suerte con Diana. También conocida por Artemisa. Diosa de la caza. Pero vamos, que solo es un nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate, Sergio, que no quería llamarle Diana, pero por extraños mecanismos de mi mente, de pronto tuvo ese nombre y ya no me funcionaba ningún otro. Siento que el hilo de los paseos quede así. Mi yo completo no sabe nada más y Jekyll, que era quien escribía, no quiere saber así que no se pone a imaginar. Era importante para mí que se vieran las diferencias entre mis dos yoes escritores, aun a riesgo de parecer una pirada :D.

      Eliminar
  3. Un cambio
    los cambios
    lo veo todo positivo
    un Año Nuevp frente a vos.
    me gusta tu diario es una forma de exlorarte maravillosa
    como cuando era chica lo escribía a diario
    Sigamos con esto es un buen comienzo un blog de la vida maravilloso
    Cuando uno escribe lo que quiere
    se convierte en lo que pasa
    feliz diciembre muchacha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recomenzar: sigo escribiendo un diario! :) Menos a menudo desde que tengo el blog pero me acompaña a todas partes.
      Un abrazo y felices fiestas :)

      Eliminar